CÓMO ES UN EMPLEADO TÓXICO

Pepe Faun/ 1 comentarios

Es una persona que genera dificultades innecesarias para él y todos las personas que tiene a su lado, es nocivo, tóxico, que tiene comportamientos negativos, todo lo ve mal, la palabra “NO” es su dogma y lo más habitual, crea conflictos internos entre los propios compañeros. Es una persona que de manera consciente o inconsciente crea un mal ambiente y manipula los trabajos de tal forma, que si hay un problema, que está sin acabar o se a finalizado mal, la culpa nunca es suya, el problema es de otro que por cualquier circunstancia ha interferido en su buen hacer, cuando esto, está lejos de ser la realidad.

En una empresa todo el equipo suma, todo el equipo tiene un objetivo común, si hay uno solo que reste en este aspecto, la cadena puede verse interrumpida y sentirse bastante amenazada para conseguir sus objetivos marcados. Y si el grado de desidia es alto, y su carácter es manipulador, hay un riesgo alto de arrastrar algún compañero y crear un ambiente un tanto desagradable entre ellos.

 

# PORQUE DEL EMPLEADO TÓXICO

Por mi experiencia en el trato con personas en equipos de distintas empresas y dependiendo de la labor a desempeñar, la toxicidad la pueden crear el propio puesto de trabajo por circunstancias que luego contaré o también es muy posible que la traiga consigo mismo por diferentes estados y experiencias que ha tenido a lo largo de su vida.

Esto que explico ahora, ya se está cambiando, por fin, pero era una causa normal que una persona que por circunstancias adversa a él se volviera un empleado tóxico. El estar siempre en un trabajo rutinario con alto esfuerzo físico y mental, el no ser reconocido por lo que hace, el tener compañeros que “ganando lo mismo” hacen la mitad que él y están mejor mirados, que no se siente recompensado por ningún valor ni razón, etc y si a esto le sumamos que cuando sale del trabajo no tiene una vida verdaderamente confortable y su estado económico no es muy bueno, y seguro que habrá más adversidades que desconocemos de una forma más  particular. Si sumamos todas esas circunstancias, a mi parecer hay un 90% de que esta persona esté regañada con la vida misma y es muy posible que arremeta con todas las personas de su alrededor incluyendo los compañeros. Pues tiene unos anclajes emocionales y unas experiencias físicas que hace de él una persona tóxica.

Y la persona que ya de por sí viene tóxica tiene que tener mucha práctica para pasar la entrevista de trabajo y que este no sea detectado a primera vista, este tipo de personas carece de coherencia en lo que dice con lo que es o hace.

 

“No hagas preguntas, solo haz tu trabajo, que es por lo que se te paga”

# EL EMPLEADO TÓXICO ES BUENO EN LO QUE HACE

Si como se ha explicado anteriormente, se tiene una persona muy buena en el desempeño de su labor y aún así esta persona es tóxica. Hay que parar y analizar la situación con detalle y plantearse varias opciones:

.- La primera, es posible que el mando intermedio carece del reconocimiento de estado y situación para saber cuando un empleado está llegando a un punto de inflexión y convertirse así en el empleado tóxico. LLegado ese momento se tiene que cambiar al operario a otras labores menos estresantes y hacer que se relaje emocionalmente de su cargo por un periodo de tiempo, aunque luego vuelva a su lugar de origen.

.- La segunda es pensar si la labor que desempeña este empleado la puede desarrollar otra persona del mismo equipo o por lo contrario hay que contratar a un nuevo empleado, por lo que yo pongo dos alternativas a llevar a cabo:

1.- Analizar el patrón de comportamiento de conducta que presenta el empleado tóxico, intentar remediar el problema  mediante la formación, entrevistas y charlas y concederle una segunda oportunidad, aplicando la asertividad, explicando la situación actual y empleando cualquier técnica a mano que mejore la situación del empleado, siempre de una forma muy positiva, enfocarse en el empleado como activo futuro de la empresa.

2.- Sería poner a otra persona en paralelo activando y formando al nuevo empleado para que en menor tiempo posible intente ponerse a  la altura de empleado tóxico. Pero aislando al empleado tóxico para que no influya en el nuevo candidato, pero ambos deben de saber en qué posición están cada uno.

“ Hay que tener en cuenta y reflexionar, que cuesta más”, buscar un nuevo empleado que se adapte a perfil que se busca, formarlo y que adquiera la experiencia suficiente para que desarrolle la labor lo antes posible y este empiece a facturar o por el contrario emplear los medios necesarios para retornar al empleado a su posición original y entrega con el equipo y la empresa.

 

# LA TOXICIDAD SE CONTAGIA

Todo depende de la personalidad que tengan los compañeros y el grado de manipulación que el empleado tóxico tenga y lo violento que este pueda llegar a ser.

Mi regla, y no suele fallar,  y es porque: “Quien anda con patos, come con patos, y duerme con patos” ¿que es?

Ahora cambia en nombre de pato por otro nombre, adjetivo, etc, y comprobaras lo que pasa sin que pase mucho tiempo por medio, así que la respuesta para mí es sí. Por regla general la mayoría de los empleados que no tiene muy arraigada la personalidad o se sienten un tanto inseguros, estos suelen ser influenciados o arrastrados por este tipo de persona, pero al igual que entran en ese círculo vicioso, también suelen ser personas fáciles de sacar y volver a retornarlos a su estado anterior, solo hay que separarlos y aplicar dotes de líder.

# QUÉ BENEFICIOS APORTA UN EMPLEADO TÓXICO

Antiguamente, los beneficios que aportaba una persona tóxica con respecto a resto de los compañero era crear una dura competencia, donde o dabas la talla o te expulsaban del grupo con el consiguiente despido, se carecía de compañerismo, los jefes lo sabian. Pues los mandos medios se apoyaban en este tipo de personas para alcanzar los objetivos si tener en cuenta la relación existente entre ellos.

Pero ese modelo de capataz o ese encargado que siempre estaba de mala leche (perdón por la expresión), tu jornada laboral se convertía en trabajos precarios y duros, donde el látigo tenía forma de lengua y se permitía cualquier desperecio y siempre estabas amargado, apenas tenías relación con los compañeros.

Pues al final, todo eso a cambiado, ahora las empresas funcionan por trabajos en equipos por inteligencia aplicada a la innovación, estrategias de colaboración y las personas destacan por su compromiso en su trabajo y su fidelidad con la empresa.

# ¿A ESTAS PERSONAS SE LAS PUEDE CURAR?

Por supuesto que sí, todo depende de los recursos y el interés que tenga la empresa por recuperar a ese empleado que se ha convertido en tóxico. Bien porque hace una labor importante y muy personal. Porque su su labor fuera fácil de reemplazar por otra persona hay un alto porcentaje de que la empresa los sustituya por otro candidato más acorde al perfil que se necesita.

Independientemente de que la empresa quiera aplicarle recursos propios para recuperarle como empleado recurrente es muy importante que empleado ponga el 100% de su interés por cambiar de estado, su falta de motivación, su desidia por el trabajo y su falta de compromiso consigo mismo hace que esto sea un verdadero reto para él, pues aquí entran estado emocionales muy anclados. Y lo peor de todo es que él no se considera tóxico en absoluto y, si no se reconoce a sí mismo, gran parte de este trabajo pertenece al psicólogo para aplicarle terapias emocionales.

 

PD: A nivel personal, una gran parte de los empleados tóxicos se hacen en el trabajo, muy rara vez a las empresas se les cuela alguno nuevo. Gran parte de este virus es creado por mandos intermedios que no saben ser lideres en las labores que desempeñan como tales, y usan la humillación personal por que no tienen otra forma de solucionar los conflicto internos sin perder el rango que ostenta. Ya que su criterio de actuación y conducta es emocional y no racional, luego intentan solucionar el problema creado por la falta de conocimiento y en el caso que este fuera fallido, el problema siempre es del empleado.

Gracias por estar ahí, y por haber llegado hasta aquí 🙂
¡Gracias, otra vez!

Compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Compartir esta publicacion

1 Comentario

  1. Buenísimo el aporte. Un cordial saludo.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*